Si gestiona un Departamento de IT, un Data Center, un Centro de Llamadas o cualquier otro servicio en el que sea necesario atender con cierta frecuencia peticiones o resolver incidencias, recurrir a este tipo de aplicaciones puede ser una buena solución. No sólo por la inversión requerida sino por la completa funcionalidad que ofrece:

Centralización de la información de forma ordenada
Almacenamiento de todas sus solicitudes en un mismo lugar
Acceso a HelpDesk en cualquier momento y lugar
Seguimiento de su equipo de soporte mediante informes detallados
Adaptación a cada organización con múltiples ajustes
Reducción del volumen de trabajo del personal de soporte